12 de julio de 2016

La penúltima grieta y nos vamos.

Juana se definía microclima.
Era una loca larga.
Empezó a ladrarle a los gatos de su cabeza a los.
Andaba disuelta en sus trece: colgada en los párpados de.
Poseída de poemas, impasibles, pausas tétricas: rodeada de puntos y.
Escondida y magnética de sombra, descalza en un campo sembrado con.
Recolectando preposiciones indecentes durante.
Invadida ante.
Inválida de minas y fricción por.
Desnuda en todos los espejos sin.
Buscando equil-ebrio.

- "Y entre la nada y el dolor, ¿usted qué elegiría?"

+ "La cobardía hay que llevarla al día", respondió Juana.


No hay comentarios:

Publicar un comentario